Las medidas adoptadas por el Gobierno para intentar paliar los efectos que la propagación del coronavirus está causando en España han obligado a empresas y ciudadanos a modificar sus rutinas. Y estos cambios también afectan al sector legal.

Como anuncia Diario La Ley, de Wolters Kluwer, los despachos de abogados también deben adaptarse al nuevo escenario, adecuando sus procesos de actuación, e incluso, en algunos casos, actualizando su cartera de servicios para hacer frente a las necesidades de sus clientes en relación a las cuestiones legales que puedan surgir derivadas del coronavirus.

En una entrevista concedida al citado medio, Miguel Huarte, Socio responsable del área de Infraestructuras, Construcción y Contract Management de nuestro despacho, aborda todos estos asuntos.

Cuestionado por cómo está afectando esta situación a la actividad de ITER Law, Miguel señala que “nuestro despacho se diseñó para que todo el mundo pudiera trabajar en remoto en cualquier momento. En este sentido, nada ha cambiado y ni siquiera hemos tenido que implementar ninguna medida tecnológica adicional. Cada área, y por supuesto los socios de la firma, tienen un régimen de coordinación excepcional tanto por equipos de trabajo en cada asunto como por áreas”.

Estamos haciendo un especial esfuerzo de comunicación, poniendo especial énfasis en no ahogar a nuestros clientes actuales y potenciales con demasiada información, sino en darles exactamente lo que necesitan o puede ser de utilidad. En estos momentos es especialmente importante no perder el tiempo ni hacérselo perder a otros. Trabajar, informar, ayudar con la máxima eficacia”, continúa.

Si lo deseas, puedes acceder a la entrevista completa en este enlace.

Si desea ampliar la presente información, no dude en ponerse en contacto con nuestro despacho llamando al +34 91 046 8208