El bloqueo del Canal de Suez como consecuencia del incidente protagonizado por el buque mercante Ever Given provocó que, durante algunos días, la economía mundial dependiese de todo cuanto acontecía en esta zona del continente africano. Sin embargo, reflotado el buque y con el transporte restablecido, son muchas las cuestiones que asaltan a empresas y comerciantes que han visto cómo cientos de transacciones quedaban en el aire. 

Como destaca Cinco Días, “el suceso ha puesto bajo la lupa de los expertos los contratos de mercancías por mar, acuerdos que funcionan a modo de manual de instrucciones cuando ocurre una catástrofe y dan la llave para saber quién responde por las pérdidas”.

En declaraciones al citado medio, Miguel Huarte, Socio responsable de Infraestructuras, Construcción y Contract Management, destaca cómo más allá de los contratos firmados, es más que común que transportistas y exportadores se cubran las espaldas con seguros, pues “mientras más se paga, mayores son los daños cubiertos”. 

El medio también alude a la relevancia del marco legal aplicable y la elección de los tribunales que deben intervenir una vez estalla el conflicto. Al respecto, elegir un país neutral y plasmarlo de forma clara en el contrato ayuda a anticipar problemas. Como apunta Huarte, “las cortes de arbitraje de Londres son las más famosas para resolver estos litigios, pero sedes como Hong Kong o Shanghái están ganando peso en los últimos años”.

Si desea ampliar la presente información, no dude en ponerse en contacto con nuestro despacho llamando al +34 91 046 8208